Obra de teatro para público adulto
Duración de la obra: 75 minutos
Dirección y Puesta en Escena: Diego Aramburo
Texto: Samuel Beckett (traducción de Aramburo)
Producción: Kiknteatr © 2007
Premio Nacional de Teatro “Bertolt Brecht” 2008 (Bolivia). Mejor Obra, Mejor Dirección, Mejor Escenografía, Mejor Actriz – Patricia García
Presentada en los Festivales Internacionales de Teatro de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), FITAZ – La Paz (Bolivia), Festival Enartes – Sucre (Bolivia), FIT de Formosa (Argentina)
Dos personas en escena, sala frontal mediana
*La obra se presenta sólo a requerimiento de festivales, con el debido trámite de derechos de autor.

 

 

Con: Patricia García y Pedro Grossman
Composición musical y universo sonoro: David Arze
Concepción espacial y de iluminación: Diego Aramburo
Video: Álvaro Manzano
Diseño de vestuario y Arte: Aramburo / García
Fotografía: Pablo Alanes / Olivia Pacheco
Con el gentil apoyo de Cinemateca Boliviana
Agradecimiento a: Jorge Alaniz, Vanessa de Britto y María Tavel

 

ARGUMENTO
Winnie está atrapada en medio de la nada. Cada día un timbre la despierta y otro le indica la hora de dormir. El lapso intermedio debe llenarse de la mejor forma posible, con nada, con una rutina cada vez más confusa, con versos de obras casi olvidadas. Willie, su marido, en un orificio detrás, de cuando en cuando regala a Winnie unas palabras. Un presente eternamente continuo que se basa en la interrupción.

LA OBRA
Todos escuchamos ya que para “poner un Beckett” deben respetarse sus didascalias hiperprecisas. Consecuentemente, pero más allá de clichés teatrales, busqué cada decisión estética y conceptual de mi puesta en el texto y su universo, y ahí mismo encontré, con gran placer, los puntos de contacto con el resto de mi obra; con temas como la soledad, la sordidez y el universo femenino.
La maratón literaria de traducirlo ayudó mucho. Recuperar intenciones de la lengua, de la escena y de sus seres. Para que el encuentro con el espectador sea completo, recurrí además a transposiciones del tipo que el propio autor prefirió junto al traductor de la versión francesa.
La obra “más alegre” de Beckett, no deja de ser otro planteamiento no realista sobre la “imposibilidad de”. Su humor no deja de ser irónico y cruel. Y, como el resto del universo beckettiano, esta obra tampoco se constituye en símbolo de algo, quizás, en todo caso, es una paradoja.

PRENSA
“…Solvencia confirmada. Aramburo tomó para sí Días felices:
…Se trata de una obra donde todo parece estar de menos: la actriz es un medio cuerpo parlante, el actor casi siempre sólo una voz, no música, no color (blanco y negro rigurosos), no diálogo, no referencias, largo texto, tedio. Suficiente, sin embargo, en manos del director y de la impresionante Patricia García —un mohín le es suficiente para actuar—, como para hacer de la palabra música, del no–lugar un espacio en el que cualquiera de los espectadores podría ubicarse…”
Mabel Franco, (crítica) – DIARIO LA RAZÓN – 12 | 12 | 07
“…Un rotundo éxito con el público y los críticos debido a tres elementos vitales: 1) La insigne actuación de Patricia García en el papel de Winnie… 2) la excelente traducción, adaptación y dirección de la obra, así como el insuperable concepto espacial escénico, obras ambas del director Diego Aramburo; y 3) el resplandeciente diseño de iluminación … crearon un tercer personaje enigmático que está ahí, en la obra de Beckett, pero que cobra vida sólo en manos de Aramburo y Manzano.
…La puesta en escena de Happy Days de Kiknteatr es, en la opinión de este crítico, la mejor que haya presenciado y la más auténtica respecto al tono e intención de su insigne autor…”
Robert Lauer, (crítico norteamericano) – DIARIO LOS TIEMPOS – 04 | 05 | 08

 

[Descarga el Dossier de la Obra]
[Descarga la ficha de requerimientos para la presentación y rider técnico]

HappyDaysOPachecoB&W